Cosméticos de calidad y como reconocerlos

Un cosmético es un producto que entra en contacto con diferentes puntos de la piel para limpiarla o hacerla más bonita, especialmente en el rostro.

Para seleccionar productos cosméticos de calidad, por lo tanto, respetuosos con nuestra salud y el medio ambiente, es importante conocer algunos datos sencillos. Ellos nos guiarán en la elección.

Según nuestra rutina de belleza, todos los días entramos en contacto con determinadas sustancias. Estos ingredientes pueden ser naturales o químicos y la proporción entre el primero y el segundo dependerá del tipo de producto utilizado. A continuación te mostraremos como reconocer un cosmético de calidad.

¿Qué es un cosmético?

Un cosmético es una sustancia o mezcla destinada a entrar en contacto con la superficie de nuestro cuerpo en diferentes puntos, para limpiarlo o mejorar su aspecto. Especialmente la cara.

Muchas personas asocian los cosméticos exclusivamente con productos para el cuidado del rostro, perfumes o maquillaje. Sin embargo, otros productos que usamos normalmente también son cosméticos:

  • Jabones y desodorantes.
  • Productos de higiene íntima.
  • Perfumes y colonia.
  • Productos de higiene bucal.
  • Lociones para el baño y la ducha.
  • Todos los productos para el cuidado de uñas y labios.
  • Productos depilatorios.
  • Productos destinados a la limpieza, el color y la belleza del cabello.
  • Cremas de protección solar y productos autobronceadores.

La etiqueta de la cosmética de calidad

La etiqueta de un cosmético debe contener los siguientes datos:

  • Nombre del producto.
  • Nombre o razón social y dirección del fabricante.
  • Peso o volumen del producto.
  • Fecha de caducidad.
  • Número de lote de fabricación.
  • País de origen.
  • Precauciones de uso específicas.
  • Acción del producto.

¿Qué es el INCI de un cosmético?

INCI es un acrónimo que significa Ingrediente Cosmético de Nomenclatura Internacional. Es un nombre utilizado internacionalmente para indicar todos los ingredientes que contienen los cosméticos.

La lista de ingredientes de acuerdo con la nomenclatura INCI en orden de importancia y de acuerdo con la dosis del ingrediente único contenido en la fórmula se informará en la etiqueta de todos los cosméticos.

En base a esto, los primeros son los que están presentes en mayor concentración, mientras que los segundos están presentes en menores cantidades. Por lo tanto, en un cosmético que cuenta con propiedades fantásticas de un ingrediente en particular, este último debe aparecer en la parte superior de la lista.

Cosméticos de calidad e ingredientes vegetales: ¿cómo identificarlos?

En un buen cosmético, los ingredientes a base de plantas están en la parte superior de la lista. Para reconocerlos, debe saber que el nombre latino de la planta va seguido de:

  • Agua: para hidrolatos y agua floral.

Aceite: para indicar la presencia de aceites.

  • Mantequilla: para indicar mantequillas vegetales.
  • Cera: indica las ceras de origen vegetal.

Por otro lado, el término perfume puede indicar cualquier sustancia añadida a un cosmético para darle una fragancia particular. Los aceites esenciales naturales e incluso los ingredientes sospechosos de ser cancerígenos, como el tolueno y los ftalatos, también pueden estar incluidos en esta designación. En cosmética de calidad suele especificarse que se refiere a un aceite esencial.

Consejos para almacenar productos cosméticos

A la hora de abrir un cosmético, además de prestar atención al periodo de conservación tras la apertura, tendrás que poner en práctica algunas precauciones para mantener inalteradas sus propiedades. La duración de los cosméticos puede variar en función de algunos factores:

  • Tipo de contenedor utilizado.
  • Presencia o no de conservantes.
  • Formulación cosmética.
  • Sea o no apto para pieles sensibles.
  • Área corporal a la que está destinada la aplicación.

El consejo es mantener los cosméticos en un lugar fresco y seco, alejado de fuentes de luz. Cuando el producto se manipula con los dedos, es recomendable lavarse las manos antes y después de cada uso, cerrando bien el frasco una vez finalizada la aplicación.

En el caso de los filtros solares, será necesario cambiarlos todos los años, ya que los filtros que componen la formulación pueden haber perdido su eficacia con el tiempo. Y, lo que es más importante, si al abrir un cosmético nuevo notas cambios en la fragancia o en su color (por ejemplo, si la consistencia es acuosa o si no huele bien), será mejor no aplicarlo.

Para evitar efectos no deseados como irritaciones o alergias, lo ideal es seguir las instrucciones de uso del envase del producto individual, desechándolo una vez transcurrido el número de meses indicado.

Conclusiones sobre productos cosméticos

Para reconocer un buen cosmético, debes leer atentamente la etiqueta; de esta forma podrás comprobar si en su composición los ingredientes se presentan en la proporción adecuada. Por último, es muy importante que elijas los productos adecuados para tu tipo de piel.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados